logo_edited.png

Mi pasión siempre ha sido el arte, mucho antes que desarrollar

la consultoría macrobiótica y no he querido desvincularme de esa parte creativa

que me ha acompañado desde siempre.

Es por eso que he querido combinar mis dos pasiones: el Arte y la Terapia, mediante sesiones de pintura Sumi-e, que, lejos de ser clases de pintura, tienen la finalidad de ayudar a quien lo desee, a conectar consigo mismo a través de esta técnica milenaria.

El Sumi-e es un arte milenario de origen Japonés, que busca la liberación de las emociones a través de determinados movimientos y aplicaciones de tinta china sobre papel de arroz, con pincel de caña de bambú.

Este tipo de terapia consiste en varias sesiones, a cuantificar en función de las necesidades, y pueden ser individuales o grupales.